Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2009

Vivir en verde

De entre todos los colores siempre he preferido el verde.
En cualquiera de sus tonalidades, gamas o matices y con preferencia de los brillantes.
El verde de la naturaleza; el verde de un fruto mojado, el verde de un insecto o reptil; el verde de trigales en crecimiento; el verde de un charco en el mar; el verde de un manto de aceitunas; el verde de unos ojos de gato; el verde de la esperanza.
Y tengo que agradecer que el color verde me rodee a diario. Desde los ventanales de mi despacho que proyectan una magnífica puesta en verde, hacia helechos de enormes dimensiones, hasta la panorámica desde mi dormitorio que refleja la elegancia de flamboyanes verdes en plena floración.
El verde y sus múltiples poderes curativos: fortaleza, equilibrio físico y psíquico, calmante para la mente y tónico para los nervios.
En presencia de un paisaje en verde se tiene sensación de serenidad, de paz, de sosiego.
Saludables dietas verdes que incrementan las defensas y dan vigor a las pieles; tés verdes para re…