Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

FRANCESCA WOODMAN - FOTÓGRAFA

(Denver – Colorado) Hija de George y Betty Woodman, artistas plásticos que en la actualidad gestionan un archivo de más de 800 imágenes tomadas por su hija Francesca. Su trabajo se identificó con el surrealismo y el futurismo, ganando importancia en sus fotografías así como el declive, representado paredes desnudas como fondo y objetos antiguos, llenando con ellos su obra. Se trasladó a Nueva York en 1979 en donde quiso hacer carrera fotográfica. A causa de una depresión, Francesca Woodman se quitó la vida el 19 de enero de 1981 lanzándose al vacío desde un edificio.
Sus fotos son retratos de mujeres en blanco y negro y, en muchas, ella es la modelo. El cuerpo es elemento central, anatomías borrosas, sombras en espacios abandonados y en decadencia. Fascinada por la muerte y su significado, la hace sentir en fotografías dentro de casas vetustas junto a naturalezas mortecinas y rincones en ruinas.
Sus retratos gotean vigor, carácter, fortaleza e innovación. En ocasiones, la mirada de Woo…

SER OTRO

Ser Juguete de viento esperando ráfagas. Girar de un lado y de otro sin importar hacia donde da el sol o desde donde cubren las nubes. Moverse al compás de la brisa. Bailar al son de los alisios dejando que las rachas te bamboleen. Suspendido en lo alto. Contemplando lejanías inalcanzables. Recibiendo rayos de luz y rocíos de noches cerradas.
Respirando libertad. Soñando. Ser otro.

Ser Reflejo sobre loseta caldeada. Dibujar anatomías imaginarias escondiéndose y descubriéndose, dependiendo de  las miradas. Engrandeciéndose cuando la distancia abunda y aminorándose, si se siente cercano el motivo de vida. Aliento traslúcido pleno de tersura. Oscuridad y brillo. Sombra enraizada a texturas con cuerpo propio.
Respirando ensoñación. Libertando. Ser otro.



Ser Ferro forjado por manos apasionadas de un artista. Dejarse acariciar por ideas nuevas. Conformar belleza y fortaleza. Abrirse valiente ante los envites y plegarse, henchido y templado, ante el amor. Ser rojiza herrumbre que acompaña sere…

DESCUBRIENDO LA CETRERÍA

R.A.E : CETRERÍA (De cetrero2).

1.- Arte de criar, domesticar, enseñar y curar los halcones y demás aves que servían para la caza de volatería.
2.- Caza de aves y algunos cuadrúpedos que se hacía con halcones, azores y otros pájaros que perseguían la presa hasta herirla o matarla.
En la caza de cetrería, existan dos modalidades. 1/ El alto vuelo practicada con halcones. 2/ El bajo vuelo con azores y gavilanes.


El primer registro fiable que se conoce de este arte de caza es un bajorrelieve asirio (722-705 a.C). En el estilo de vida de este pueblo asiático nómada, el empleo de halcones y águilas era un método eficaz para lograr alimento, mejor que los arcos y las lanzas primitivas. En China y Japón se encuentran registros del empleo de halcones para la caza que datan del 206-335 d.C. Se cree que la cetrería llegó pronto a Persia y Arabia. Persia se convirtió en el núcleo de cetrería de Oriente Próximo. No aparece este arte en frescos griegos ni romanos.
Las fuentes escritas dan testimoni…

FUERTEVENTURA - VENTURA FUERTE - FUERTEMENTE VENTUROSA

Isla henchida de solemne belleza trágica, toda ella entrañas calcinadas de la tierra madrastra.


Soledades desnudas, esqueléticas, descarnada. Esqueleto de tierra, rojiza osamenta atormentada de sed. Noble y robusta pobreza, hermosura enjuta, tierra que retiembla el ánimo.



Escuela de sosiego, sanatorio, fuente de calma. Tesoro de salud y nobleza.


Mar serena, sereno cielo, hija de las entrañas fogosas de la tierra.


Isla sedienta ceñida de mar y con toldo de nubes. Isla sufrida y ermitaña.


Ruinas de volcanes que son sus montañas. Colinas peladas. Viento mezquino y lacio y gris follaje. Montañas de una isla acamellada.


Con esta desnudez, Fuerteventura - pedazo de mi alma eterna ya - describe su propia vida, se describe a sí misma. Un oasis me fuiste, isla bendita. Cuando llegué a tu roca llegué a puerto y esperándome allí la última cita sobre tu mar vi el cielo todo abierto. Dejé esa roca llorando y es que dejaba en ella mis raíces... raíces en la roca.



(Miguel de Unamuno y Jugo - Exilio en M…

ELVIS A LA DERIVA

(No puedes dejarme en este abismo donde no soy capaz de encontrarte. ¡No puedo vivir sin mi vida! ¡No puedo vivir sin mi alma!

Heathcliff. Cumbres borrascosas de Emily Brontë)





Un año y sigues estando en todas las cosas, en cada rincón, en cualquier sombra y en casi todas las luces menos en las de neón, esas nunca te gustaron, lo recuerdo bien. Pero sí que estás en las de tono amarillento que parecen pedir auxilio de tan débiles y tristonas y, también en las que se enroscan nuevas en las lámparas del dormitorio brillando de forma deslumbrante hasta amoldarse a la estructura matriz, formando un solo cuerpo como un día tú y yo lo hicimos. Y en las luces callejeras que tanto te maravillaba retratar siempre que las líneas de la luminaria llamaban tu atención. O en las que alumbran la entrada a viviendas o las de salidas de las salas de cine. Te gustaban las luces porque tú eras, y sigues siendo, la luz. La auténtica y única luz.



Debí darme cuenta antes. Desde que miraste distinto. Desde que…

RGB - INFÉRNUM

El Averno no está sólo en llamas.


La Perdición no se limita al rojo incendiario.

Las Tinieblas no irradian únicamente tonalidades sanguinolentas.


El Abismo no llegó después de la Falta.

El Infierno fue el inicio y los Primarios gestaron sus entrañas vistiéndolo con sus matices.

Tras el Tártaro tomó el resto su Forma y Color.







































HABLAMOS

Me gusta conversar con otras mujeres. Saboreo los minutos previos a una conversación de féminas, conocedora desde antes del inicio de tal acontecimiento, de lo gustoso que me resultarán esos minutos de tertulia. Disfruto muchísimo oyendo el parloteo, alegre y acelerado de esas amigas que se reencuentran tras muchos meses sin verse o, de aquellas cuasi hermanas que dejaron conversación a medias por falta de tiempo y que comparten vivencias, desde más allá de lo que puedan recordar. Me regocija observar a damas de cierta edad enunciando máximas vitales tras haber dejado atrás días, meses, años enteros, sobreviviendo a los oleajes, tempestades y resacas de toda una vida. Me resulta embriagador contemplar como las mujeres somos capaces de mirarnos sin pronunciar sílabas, transmitiéndonos de forma casi instintiva cualquier historieta que nos propongamos disertar, como muy bien representa de forma exagerada e hilarante, con gesticulaciones de rostro y movimientos de extremidades, el cómico …

MIRANDO AL MAR...ME PERMITÍ SOÑAR.

pEpA gLeZ (Puerto Carmen -Lanzarote- 2011)