Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como ¿Por qué escribir?

ESCRITURA EMOCIONAL EXPRESIVA, BENEFICIOS DE ESCRIBIR CON EL CORAZÓN

Beneficios a largo plazo de la escritura emocional expresiva.

1/Menor número de visitas relacionadas con estrés al médico 2/Sistema inmune con muestras de mejoría 3/Reducción de la presión arterial 4/Mejora el estado de ánimo 5/Sensación de mayor bienestar psicológico 6/Reducción de los síntomas depresivos y nerviosos antes de los exámenes 7/Mejora de hábitos sociales y de comportamiento 8/Reducción del absentismo laboral 9/Más rápida reinserción laboral después de la pérdida del empleo 10/Mejora de la memoria en el trabajo 11/Mejora el rendimiento deportivo 12/Promedio superior en calificaciones de los estudiantes

Escritura emocional expresiva con Pepa González-díaz Lanzarote


¿TE ATREVES A DESCUBRIRTE?

La escritura emocional expresiva adiestra en la adquisición gradual de respuesta de relajación basada en la expresión de emociones,  asociadas a hechos que generan intranquilidad, reduciendo la tensión física y mental.


La escritura emocional expresiva da lugar a una transición desde un estado emocional negativo al contrario  como consecuencia de una intervención mental no invasiva auto -reguladora.


Existen varios bloques de  ejercicios de escritura  para lograr esa transición:

ESCRITURA LIBRE SOBRE LA EMOCIÓN QUE GENERA  LA SITUACIÓN PROBLEMÁTICA 

SUMINISTRO DE PALABRAS Y FRASES PARA DAR PASO AL CAMBIO

REDACCIÓN DESDE DISOCIACIÓN DEL HECHO CONFLICTIVO CREANDO UN JUICIO MÁS  OBJETIVO DEL PROBLEMA, DE LAS EMOCIONES Y  PENSAMIENTOS

LA NUEVA PERSPECTIVA APORTA LÓGICA Y AYUDA A  COMPRENDER MEJOR LA SITUACIÓN REVELANDO Y CONFRONTANDO AQUELLO QUE DESGASTA







¿Por qué escribir? Así lo explican algunos autores de renombre.

El verbo provoca desasosiego en Nélida Piñón; porque no se elige, como un amor, añade Amélie Nothomb. Por ser el masoquista que uno lleva dentro, aduce Wole Soyinka; por los arroyos y los torrentes de los libros leídos, cuenta Fernando Iwasaki; como forma de existencia, según Elvira Lindo. "Una manera de vivir", dice Vargas Llosa, parafraseando a Flaubert. Para sentirse vivo y muerto, proclama Fernando Royuela. Igual que uno respira, suelta entre interrogaciones Carlos Fuentes. O para sobrevivir a ese fin, "a la necesaria muerte que me nombra cada día", testimonia Jorge Semprún. La escritura es dolor y placer. Como el cuento, como la retórica aristotélica, se arma, se aprende. Principio y fin. Antes que nada vino el verbo, lo deja claro San Juan. También lo sabía Kafka. Pero el escritor checo pregunta: "¿Y al final?". Quizás silencio, como interpreta sobre su obra George Steiner. Anna Ajmatova  escribía por sentir un vínculo con el tiempo. También se lo h…