Mostrando entradas con la etiqueta Francesca Woodman. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Francesca Woodman. Mostrar todas las entradas

lunes, agosto 29

FRANCESCA WOODMAN - FOTÓGRAFA


(Denver – Colorado) Hija de George y Betty Woodman, artistas plásticos que en la actualidad gestionan un archivo de más de 800 imágenes tomadas por su hija Francesca. Su trabajo se identificó con el surrealismo y el futurismo, ganando importancia en sus fotografías así como el declive, representado paredes desnudas como fondo y objetos antiguos, llenando con ellos su obra. Se trasladó a Nueva York en 1979 en donde quiso hacer carrera fotográfica. A causa de una depresión, Francesca Woodman se quitó la vida el 19 de enero de 1981 lanzándose al vacío desde un edificio.

Sus fotos son retratos de mujeres en blanco y negro y, en muchas, ella es la modelo. El cuerpo es elemento central, anatomías borrosas, sombras en espacios abandonados y en decadencia. Fascinada por la muerte y su significado, la hace sentir en fotografías dentro de casas vetustas junto a naturalezas mortecinas y rincones en ruinas.

Sus retratos gotean vigor, carácter, fortaleza e innovación. En ocasiones, la mirada de Woodman reflejaba el sentir de un varón y, en otros instantes, era una fémina quien parecía observar desde el otro lado del objetivo. Jamás permitió que los cuerpos y sombras estuvieran mal encuadrados. Retratos con temporizador (de entre 8 y 15 segundos) que hacen reflexionar sobre la esencia de su peculiar forma de mirar porque no importa "quién" aparece en la imagen ni tampoco el "qué" aparece en ellas. Las imágenes de Woodman tienen alma propia que se instalada por dentro del que las contempla. Se pueden mirar decenas de veces desenterrando de ellas detalles nuevos con cada visionado. Son instantáneas eróticas e incluso trágicas. Woodman mostraba con ellas su estado vital: un mundo caótico y en decrepitud.

La obra de Francesca Woodman solidifica el individualismo convirtiendo en hielo la zozobra que la inunda.

Mi vida en este punto es como un sedimento muy viejo en una taza de café y preferiría morir joven dejando varias realizaciones en vez de ir borrando atropelladamente todas estas cosas delicadas”.



 


Entrada destacada

Escritura Emocional, la escritura que cambiará tu vida

¿En ocasiones desearías que tu vida fuera más fácil y disponer de herramientas para hacerlo real? ¿Sientes que eres de esas persona...