Mostrando entradas con la etiqueta Werner Bischof. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Werner Bischof. Mostrar todas las entradas

lunes, septiembre 10

WERNER BISCHOF



Fotógrafo suizo nacido en Zürich en 1916 y desaparecido en algún lugar de Los Andes (Perú) en 1954.


Werner Bischof estudió Dibujo y más tarde Artes Gráficas donde comenzó su contacto con la fotografía gracias a Hans Finsler - uno de los mejores profesores en su materia. La importancia que tuvo Finsler en la obra de Bischof se demuestra en las imágenes que este último realizó a finales de los años 20, en las que se puede apreciar la importancia de la luz y las formas dando primacía a la estética.

Su faceta de pintor intentó comenzarla en París, hacia donde se trasladó en 1939 pero la II Guerra Mundial frustró sus ilusiones.

En 1942, Bischof ingresó como colaborador permanente en la redacción de la revista suiza Du, para la que trabajó esencialmente como fotógrafo de moda. Sus viajes por Francia, Alemania, Italia y Europa del Este lo hicieron recapacitar sobre la importancia de la fotografía como testigo de las inquietudes.

Cambió radicalmente su forma de fotografiar a partir de 1945, cuando realizó un viaje por Europa para tomar fotografías documentales sobre la destrucción ocasionada por la guerra.  Sintió la necesidad de comunicar, a través de éstas, todos los problemas que existían en el mundo.

A partir de 1949 empezó su larga carrera de viajes por todo el mundo. Orientó su trabajo hacia la prensa internacional, por lo que ingresó y formó parte de la Agencia Magnum. Entre los países que visitó para realizar su trabajo como foto-periodista se encuentran Corea, China, Japón, Perú (donde años más tarde perdería la vida en un accidente de tráfico), y la India donde realizó en 1951 uno de los trabajos más importantes en la zona de Bihâr. Fue éste un encargo de la revista Vogue para el que realizó el reportaje titulado Hambre en la India, que le ocasionó su primer éxito internacional.

Se trasladó a Nueva York, donde residió durante algún tiempo. Desde allí, organizó su viaje por toda Iberoamérica para poder fotografiar la forma de vida de los indios, primero fue a México y desde allí recorrió los países que más le interesaban. De esta época es el libro que realizó en 1953, con la colaboración de Robert Frank y Pierre Berger, titulado Indios no muertos.

Las fotografías de sus viajes conservaban el sentido de la composición incluso en las situaciones más extremas; solía realizarlas con la técnica del gelatinobromuro de plata que las enriquecía en los matices de blancos y negros.


“... mucho ha cambiado para mí la fotografía -  pensaba ayer  mientras visitaba una antigua y bellísima capilla. Es encantadora, pero ya no soy capaz de estar aquí luchando horas y horas con lámparas y trípodes por estas cosas “muertas”.
Estoy mucho más a gusto junto a la estación, observando el movimiento, el ir y venir ...”
(Werner Bischof)



















Entrada destacada

Trastornos alimenticios, charla informativa en Hotel Miramar

Charla informativa : USTED Y LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA  (ANOREXIA Y BULIMIA ). ORIENTACIONES PARA ABORDAR EL PROBLEMA.  Impa...