Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como adicto a cafeina

La cafeína interroga al adicto.

Sí. Podrías no hacerlo. No tocarme, no disfrutarme y quedarte mirándome sin palabras, en absoluto silencio. Agarrando el aroma que baila entre los dos cuando estamos los dos y, robarme el aliento.
Convirtiendo lo deseable en hipotético imposible.
¿Qué hacer si ya no se puede deshacer? ¿Cómo seguir si somos dos presas de un mismo fin? Porque... conoces la verdad sientes lo mismo, ¿o quizá no? Bébeme pues y concluye la agónica espera. Mi fragancia y yo te estaremos
eternamente agradecidos.