Mostrando entradas con la etiqueta amar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta amar. Mostrar todas las entradas

miércoles, enero 28

Amar








El tiempo es muy lento para los que esperan,
muy rápido para los que tienen miedo,
muy largo para los que se lamentan,
muy corto para los que festejan.
Pero, para los que aman, el tiempo es eternidad"
(William Shakespeare)






Los sonetos de W. Shakespeare han sido un referente para todo el que siente la necesidad de expresar el amor por algo o por alguien. La forma en que trasmitía ese sentimiento único mediante la pluma era y es excepcional. "No es amor el que cambia por momentos o a distanciarse en la distancia tiende, o no.. , el amor es como un faro imperturbable que contempla tempestades y nunca se estremece". (William Shakespeare)



Hay muchas formas de hablar de amor, de los sentimientos, de las consecuencias de necesitar tanto a otro ser.

Sufrimiento, felicidad, desasosiego, ternura, pasión, miedo, plenitud, asfixia, complicidad, desventaja, descubrimiento, cansancio... y tantas y tantas otras muchas reacciones provocadas por un único verbo: Amar.





Amar sin pedir a cambio; dar el alma sin contraprestación; entregarse en cuerpo y mente de forma instintiva; saber que no hay más allá que lo que se tiene delante; el amor.



Cuando se mira con los ojos del enamorado y se siente que siempre estuvo ahí, en la proximidad y en el interior, entonces uno comprende que las almas deben estar acompañadas. La soledad, aunque necesaria en ocasiones, no es buena compañera. Nacimos para compartir, para querer, para disfrutar con otro ser.





El amor y sus múltiples vertientes. Amar a un compañero/a, amar al desconocido, amar a progenitores, amar a los amigos, amar la vida, amar.... amar al resultado de un amor:

Amar a un hijo no sólo es innato, también es crucial. En el momento en que empezamos a sentir ese amor descomunal por el retoño, carne de nuestra carne, uno se pregunta si existió algo mayor alguna vez. Todos nuestros sentidos se centran en velar, proteger, crear un vínculo infranqueable con el ser nacido y sin esperar recompensas. Es el amor más desinteresado de todos y a la vez el que más sufrimiento conlleva. La preocupación. Un amor que se traduce en intranquilidad constante. Que deja exhausto, desfallecido. Que intercala sentimientos y otorga siempre un perdón.

Un amor sin término. Un amor sin igual. El más puro amor.


PEPAGLEZ














Entrada destacada

Escritura Emocional, la escritura que cambiará tu vida

¿En ocasiones desearías que tu vida fuera más fácil y disponer de herramientas para hacerlo real? ¿Sientes que eres de esas persona...